LibrosNoLeidos

Patas arriba, la escuela del mundo al revés - Eduardo Galeano

Qué razón tenía Eduardo Galeano, cuando al final del Milenio, escribió este libro tan sorprendente. El mundo está patas arriba,  nos hemos dejado por el camino todos los valores éticos.
         Las potencias mundiales se reúnen en una comida que pretende ser un alegato contra el hambre, sin embargo….los comensales trinchan más de 100 platos exquisitos,  se regodean unos con otros pensando cuántas  migajas tirarán a los perros.
         Los españoles reciben a miles de inmigrantes en pateras. Miran el televisor y cierran los ojos, al ver su sufrimiento. Son hombres y mujeres que necesitan auxilio, pero… a esas personas se les ofrece asistencia médica gratuita, se les encajona en una casa, se les da alimentos, ropas, enseres básicos. Los españoles se cabrean. ¡Qué se vuelvan a su país! Allí es donde deben ayudarlos. Nosotros ya tenemos bastantes miserias, no queremos okupas, no queremos que vengan los de fuera a quitarnos lo que es nuestro por ley.
          En medio de todo el barullo,  los partidos políticos se cuecen entre ellos,  echándose los unos a los otros  sapos y culebras. El erario público es tan necesario, pero ¡ojo¡ que nadie toque su salario. Sólo en el ojo del prójimo escancian la sal, una forma como otra, de marcar su terreno.
         Que nadie penetre en el Valhara, ese es un territorio prohibido para la gente del común, a la chusma no le está permitido codearse con la realeza, no vaya a ser que se manchen las manos.
         Nadie podrá señalarlos con el dedo, porque son ellos los que saben gobernar…Al pueblo, al pueblo démosle pan y circo…verás tú, qué contentos se ponen.
-
Descarga: http://bit.ly/129poDi

Patas arriba, la escuela del mundo al revés - Eduardo Galeano

Qué razón tenía Eduardo Galeano, cuando al final del Milenio, escribió este libro tan sorprendente. El mundo está patas arriba,  nos hemos dejado por el camino todos los valores éticos.

         Las potencias mundiales se reúnen en una comida que pretende ser un alegato contra el hambre, sin embargo….los comensales trinchan más de 100 platos exquisitos,  se regodean unos con otros pensando cuántas  migajas tirarán a los perros.

         Los españoles reciben a miles de inmigrantes en pateras. Miran el televisor y cierran los ojos, al ver su sufrimiento. Son hombres y mujeres que necesitan auxilio, pero… a esas personas se les ofrece asistencia médica gratuita, se les encajona en una casa, se les da alimentos, ropas, enseres básicos. Los españoles se cabrean. ¡Qué se vuelvan a su país! Allí es donde deben ayudarlos. Nosotros ya tenemos bastantes miserias, no queremos okupas, no queremos que vengan los de fuera a quitarnos lo que es nuestro por ley.

          En medio de todo el barullo,  los partidos políticos se cuecen entre ellos,  echándose los unos a los otros  sapos y culebras. El erario público es tan necesario, pero ¡ojo¡ que nadie toque su salario. Sólo en el ojo del prójimo escancian la sal, una forma como otra, de marcar su terreno.

         Que nadie penetre en el Valhara, ese es un territorio prohibido para la gente del común, a la chusma no le está permitido codearse con la realeza, no vaya a ser que se manchen las manos.

         Nadie podrá señalarlos con el dedo, porque son ellos los que saben gobernar…Al pueblo, al pueblo démosle pan y circo…verás tú, qué contentos se ponen.

-

Descarga: http://bit.ly/129poDi

  1. bibliotequita ha reblogueado esto desde librosnoleidos
  2. amapola21 ha reblogueado esto desde librosnoleidos
  3. librosnoleidos ha publicado esto